Phazz-a-delic

Sello que también verás escrito como 'Phazzadelic', creado en el 2001 por Pit Baumgartner y Haluk Peters. El primero es un prestigioso productor, artífice de De-Phazz, el segundo un destacado director de discográficas. Su aventura profesional nació en 1996, cuando Haluk Peters fundó el conocido sello germano Mole Listening Pearls. Su amigo, Pit Baumgartner, inició su proyecto De-Phazz, editando tres álbumes en Mole Listening Pearls: Detunized Gravity (1997), Godsdog (1999) y Death By Chocolate (2001).

Fueron suficientes para que De-Phazz alcanzase notoriedad internacional y para que el sello se situara como uno de los más seguidos por los amantes de la electrónica. Así pues, con De-Phazz convertido en un grupo de éxito, Pit Baumgartner y Haluk Peters decidieron asociarse y crear un nuevo sello, algo lógico teniendo en cuenta que Peters se había desvinculado de Mole Listening Pearls en 1999. Su primera referencia fue el cuarto álbum de De-Phazz, Daily Lama, editado en el 2002, que repitió el éxito del precedente. No podía comenzar mejor su andadura, porque se trata, además, de un disco muy interesante.

A partir de ese momento, y con las cuentas bien saneadas, el sello se marcó como objetivo cumplir con su eslogan, “New Format Recordings”, editar la música de De-Phazz, la de sus amigos y, también, la de nuevos talentos. Eso es exactamente lo que lleva haciendo desde el 2002, comercializar los álbumes del proyecto de Pit Baumgartner, como el DVD Onstage/ Backstage: a retrospective (2004), Days Of Twang (2007) o Black White Mono (2018), los de vocalistas de De-Phazz, como Barbara Lahr o Karl Frierson, y los de nuevos artistas/grupos como Sounds Of Science, Thomas Siffling, Milky Lasers, Razoof, Sapporo Sound Motel, Sej, The Student Body o Venueconnection.

También ha editado las compilaciones FemaleFuture y FemaleFuture Transatlantic, así como el recopilatorio de artistas del sello This is Phazz-A-Delic. Aunque la mayor parte de sus ediciones son de blacktrónica, su catálogo incluye incursiones en el pop o en el soul, entre otros estilos, porque no está limitado a una sola escena. Si su eslogan ya es ambiguo, lo mismo ocurre con la descripción del tipo de proyectos que quiere editar: “sofisticados y extraordinarios”. Estaréis de acuerdo conmigo en que eso es como no decir nada.

TODAS LAS CRÍTICAS

Álbumes

Recopilatorios

EPs / Sencillos