Marula Café

0
Marula Café
Género: R&B, Blacktrónica, Electrónica.
Categoría: Sala.
Lugar: Madrid, España.

Marula Café es un club madrileño creado en el 2002 por Antonio Requena, Kwenya Carreira y Rodrigo, a los que unió su amor por la música negra. Juntos decidieron fundar un local en el que se cuidara especialmente la oferta musical, abierto a otras manifestaciones artísticas pero que se caracterizara por ofrecer a diario música negra en todas sus vertientes, esto es, pinchada y en directo, de ahora y de antes.
Cuando Marula Café abrió, no era evidente dedicar toda la programación de un club a la música negra, tanto clásica como moderna, porque ese tipo de iniciativas necesitaban de mucho tiempo para darse a conocer y hacerse con un público fiel, pero les fue muy bien. Gracias a la experiencia de los creadores como DJs de música negra en Madrid durante varios años, no sólo ofrecían excelentes sesiones, sino que conocían a buena parte de los pinchadiscos de referencia, de ahí que en Marula Café contara con las residencias de Jadd, Javi Superskunk o Héctor Mingues, y de la presencia regular de Señorlobo, Jojo Altevogt, Nacho Larache, Casbah 73 y Chema Ama, entre otros.

Por último, fruto de sus buenas relaciones con el sello Lovemonk y los contactos de uno de sus directores, Señorlobo, por la cabina han pasado también toda una serie de prestigiosos DJs internacionales, como Rainer Trüby, Nickodemus, el dúo S.U.M.O., Quantic, Ian Wright, Keb Darge, Beatfanatic, Mark Taylor... Además, en su escenario han actuado algunos de los grupos españoles más destacados, como The Sweet Vandals o Celofunk.

Esta oferta, que puede competir con la de cualquier club Europeo con más tradición, no es la única razón del éxito de Marula Café, porque seguramente todos coincidirán en que su diseño es una maravilla. De hecho, alguien que visite el club por primera vez se sorprenderá al ver el interior, porque su aspecto moderno y sofisticado no es precisamente el que se asocia a su programación. Naturalmente, es un tópico, pero para los locales de música negra en los que tienen cabida jam sessions y DJ sets de soul de los 60, por ejemplo, se suele pensar en una decoración más austera, en la que predominen los tonos oscuros y las fotos en blanco y negro enmarcadas. En este sentido, su diseño es rupturista, y quizá sea una de las razones por las que cada fin de semana acoge a una parte de público que no es el clásico aficionado de la música negra. Además, el lugar en el que está enclavado el local es excelente, con una amplia terraza (un lujo en primavera-verano), y es uno de los pocos que abren hasta las 6:00.

También es sumamente recomendable pasar por su página web, no sólo para consultar la programación, ni tampoco porque su diseño sea igualmente atractivo, sino sobre todo porque están colgadas algunas de las sesiones que allí se ofrecen.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here