Kanye West

Posiblemente el artista más popular de la escena hip hop en las dos primeras décadas del siglo XXI, es también uno de los más influyentes y talentosos. Empezó destacando como productor para compañeros de profesión, faceta que sigue siendo el principal motivo para apreciar su trabajo desde un punto de vista artístico. Aunó un notable olfato para agradar al público con un enfoque innovador y un creativo uso de samples. Como rapero, en cambio, dista mucho de ser de los mejores, pero como algunas de sus letras poseen su cuota de ingenio o humor y sabe rodearse de buenos colaboradores y productores -cuando no es él mismo quien crea los beats-, ha firmado algunos de los más memorables y exitosos temas de hip hop del 2004 en adelante. Dicho esto, tal es su fama que su alcance va más allá de la esfera del rap: de hecho, seguramente él se viese a sí mismo, durante muchos años, como un artista de pop más que otra cosa. Mención aparte merece el personaje público que él contribuyó a crear y que los medios, musicales o no, amplificaron a escala planetaria. Este es un apartado tan o más importante que su música, pero permitidnos que aquí nos centremos casi exclusivamente en la parte artística, pues el resto nos importa bastante menos.

Kanye Omari West nació el 8 de junio de 1997, en Atlanta, Georgia. Sin embargo, a los tres años se mudó con su madre a Chicago, de ahí que esta sea la ciudad a la que se asocia. Ella, por cierto, era profesora de inglés en la Universidad, mientras el padre fue fotoperiodista y miembro de los Black Panther. A los diez años se volvió a mudar, esta vez a Nanjing, China, pues su madre realizó un programa de intercambio con la Universidad de Nanjing. El instituto, en cambio, lo cursó en Chicago, en el Polaris High School.

Fue durante esa época cuando conoció al productor No I.D., del que se hizo amigo rápidamente y se convirtió en su mentor. De él aprendió a programar y a samplear tras recibir su primer sampler a los 15 años. Finalizado el instituto, recibió una beca de la American Academy of Art de Chicago, que pronto dejó para acudir a la Chicago State University a estudiar inglés. Sin embargo, tampoco duró mucho en esta segunda institución, pues no quería que sus clases interfiriesen con su carrera musical: para disgusto de su madre, a los 20 años dejó la Universidad.

Los primeros trabajos profesionales llegaron de 1998 en adelante y fueron como productor para propuestas como Jermaine Dupri, Goodie Mob, Beanie Sigel, The Madd Rapper o Foxy Brown. Nada más iniciada la siguiente década, se asoció con el sello Roc-A-Fella Records: comenzó una fructífera relación con Jay-Z en The Dynasty Rock La Familia (Roc-A-Fella Records, 2000) que incluyó los clásicos The Blueprint (Roc-A-Fella Records, 2001) y The Black Album (Roc-A-Fella Records, 2003). De esos años datan también sus creaciones para Talib Kweli, Alicia Keys, Malik Yusef, John Legend, Dwele, Beyoncé, The Game o Mos Def, entre muchos otros, periodo que casi termina abruptamente cuando estuvo a punto de morir en un accidente de coche, en octubre del 2002.

Ese episodio fue el punto de partida del sencillo Through the Wire y su exhibicionista videoclip, que usó como eficacísima promoción de su álbum debut, The College Dropout (Roc-A-Fella Records, 2004), y su de carrera como MC. El primer disco fue un éxito de ventas bien recibido por la crítica y premiado en los Grammy como mejor álbum de rap. Un brillante comienzo de su carrera que prolongó con el siguiente trabajo, la obra maestra Late Registration (Roc-A-Fella Records, 2005), y el estupendo directo Late Orchestration (Def Jam Recordings, 2006).

En esos primeros años como artista completo encontró también tiempo para crear su propio sello, G.O.O.D. MUSIC, en el que durante las siguientes produjo y/o editó música de artistas como Kid Cudi, Common, Big Sean, John Legend, Metro Boomin o Pusha T, además de sus propios álbumes y proyectos. El 11 de septiembre estuvo listo su tercer álbum, Graduation (Roc-A-Fella Records, 2007), en el que figura el exitoso sencillo Stronger, creado a partir de un generoso uso de un sample de Harder, Better, Faster, Stronger, el clásico de Daft Punk. Le siguió el más oscuro 808s & Heartbreak (Roc-A-Fella Records, 2008), que también entró como número uno en las listas de ventas pero no fue tan apreciado por la crítica, en parte por su uso del auto-tune.

Del 2010 data su quinto disco, My Beautiful Dark Twisted Fantasy (Roc-A-Fella Records), ambiciosa obra en la que colaboraron artistas como Elton John, Rihanna, Bon Iver, RZA o Nicki Minaj. Un año después presentó su colaboración con Jay-Z en Watch The Throne (Roc-A-Fella Records), otro éxito que el reportó tres Grammys más. En el 2012 estuvo listo el disco colectivo Cruel Summer, pensado como promoción de los artistas de G.O.O.D. MUSIC, y en junio del 2013 un sexto álbum, Yeezus (Def Jam Recordings), en el que colabora Daft Punk en la producción.

El muy esperado The Life Of Pablo (Def Jam Recordings) vio finalmente la luz en el 2016 y, como de costumbre, no faltaron los colaboradores populares: Chance The Rapper, Kirk Franklin, Desiigner, Rihanna, The Weeknd, Kendrick Lamar, Andre 3000, Post Malone... Tras un parón de casi un año por agotamiento físico y problemas psicológicos -tiempo después reveló su biplaridad-, en el 2017 volvió a crear música y a producir para otros artistas de G.O.O.D. MUSIC. Los primeros frutos fueron dos mini-álbumes que publicó en cuestión de siete días, el 1 y 8 de junio del 2018: primero Ye (Def Jam Recordings), firmado con su nombre, luego Kids See Ghosts (Def Jam Recordings), colaboración con Kid Cudi como parte del dúo Kids See Ghosts.

En el 2019 comenzó a realizar una serie de conciertos denominados Sunday Service, una suerte de eventos gospel celebrados en iglesias. Fue el preludio del anuncio de su abrazo del cristianismo que se tradujo en el controvertido Jesus Is King (Def Jam Recordings, 2019), en el que participan Anthony Clemons, Ty$, Fred Hammond y Kenny G, entre otros.

Álbumes

Recopilatorios

EPs / Sencillos

Artículos relacionados

Colaboraciones

Remezclas

Temas incluidos en