Fania Records

Fania Records
Género: Latina.
País: Estados Unidos.
Tipo: Independiente, Periodo clásico.
Compañía principal: Concord Records.
Subsello: Alegre Records.
Comprar
amazon
Escuchar
spotify

Sello neoyorquino creado, en 1964, por el compositor Johnny Pacheco y el abogado Jerry Masucci. Es uno de los pioneros en la popularización de la salsa e impulsó la carrera de un gran número de artistas que acabarían convirtiéndose en estrellas. Es, en términos generales, uno de los más importantes de la historia de la música latina, de los que mejor documentó la fusión de música latina y música negra: salsa, boogaloo, latin soul, latin r&b, afro-cuban jazz… Su catálogo es imprescindible para conocer la música latina y, también, algunas de las mejores grabaciones del siglo XX. Es, en definitiva, uno de los sellos que cambiaron el curso de la música: Tito Puente, Celia Cruz, Joe Bataan, Willie Colón, Hector Lavoe, Rubén Blades, Eddie Palmieri, Ray Barretto, Bobby Valentin, Larry Harlow y, por supuesto, los Fania All Stars, son algunos de los artistas que grabaron para Fania.

El nombre del sello proviene de un tema del sonero cubano Reinaldo Bolaño, del que se incluyó una versión en su primera referencia, Cañonazo (1964), de Johnny Pacheco. El éxito de esta primera grabación, que empezaron vendiendo en el maletero de un coche, permitió que el sello creciera, comenzando así a fichar a jóvenes y prometedores artistas como Larry Harlow, Ray Barretto y Bobby Valentín. El segundo álbum fue Heavy Smoking, de Larry Harlow (1965), uno de los que sirvieron para definir el sonido de Fania: los artistas del sello empezaron a fusionar los ritmos negros de la actualidad con la tradición caribeña, creando así la salsa.

Una de las decisiones más acertadas del sello y que de manera más decisiva contribuyó a popularizar la salsa fue la creación de los Fania All Stars, una reunión de los mejores músicos del estilo. Concebido por Johnny Pacheco, el grupo alcanzó la popularidad gracias a Fania All Stars: Live At The Cheetah Vol. 1 and 2 (documentado en el film Our Latin Thing, dirigido por Red Garter), producido por el teclista Larry Harlow, y actuó en prácticamente todos los rincones del mundo, dejándonos grabaciones y versiones memorables.

A lo largo de su historia, Fania ha editado más de 1300 álbumes, firmados por unos 40 artistas diferentes. Tras comprar el sello Tico-Alegre, se consolidó como el líder en música tropical, sumando a su catálogo a artistas como Celia Cruz, Tito Puente o La Lupe. En esa época, además, Joe Bataan, autor de temas como Gypsy woman o Subway Joe, grababa la obra maestra St. Latin Days Massacre (1972), una fusión de las músicas de las calles del Spanish Harlem con el funk y los ritmos afro-americanos, creando así el latin r&b. Joe Cuba, por su parte, con Bang Bang, de 1967, fue el primero en incluir letra en inglés en un tema de salsa, mientras Pete Rodriguez, con Latin Soul Man, fusionaba soul y música latina, e Ismael Rivera reinterpreba la música afro-caribeña de Puerto Rico.

En los 70 vivió uno de sus mejores momentos, tanto comerciales como creativos, dado que la salsa gozó de una enorme popularidad. Artistas como Ray Barretto, Cheo Feliciano, Papo Lucca, Héctor Lavoe y Willie Colón creaban álbumes excelentes que tenían una muy positiva acogida. Colón, con grabaciones como Cosa Nuestra (1970), Crime Pays (1972) y Lo Mato (1973), fusionaba ritmos latinos con arreglos contemporáneos, atrayendo así a una nueva generación (algo en lo que contribuyeron los diseños, para las portadas de sus discos, de Izzy Sanabria). Lavoe, por su parte, cosechó un gran éxito con La voz (1975), que le consolidó como uno de los mejores vocalistas de la música latina. Otro álbum destacado es Siembra, de Rubén Blades y Willie Colón, grabado en 1978, con una fusión de funk, política y comentario social.

Desafortunadamente, tras el cese de la actividad, el catálogo del sello fue muy difícil de encontrar, porque los vinilos que quedaban acababan en manos de coleccionistas. Sólo se habían reeditado unos pocos álbumes en CD, algunos con una dudosa calidad. Sin embargo, en el 2005, fue comprado por el sello de Miami Emusica que, un año después de la adquisición, inició la reedición de prácticamente todo su catálogo. Por eso, ahora están disponible buena parte de los discos esenciales, remasterizados, con el diseño original y con notas en inglés y español. En el 2018, cambió de manos al ser adquirido por Concord Records, que lo sumó al Concord Music Group.

TODAS LAS CRÍTICAS

Álbumes

Recopilatorios

EPs / Sencillos