Crónica: Mestizao Festival 2019

0
Mestizao Festival 2019
Sala: Sala El Tren.
Lugar: Granada, España.
Fecha: 22 noviembre 2019.
Género: Blacktrónica, Electrónica, Latina, R&B.

La decimosegunda edición del Mestizao Festival debió de prolongarse hasta altas horas de la madrugada, pero vuestro cronista no resistió más allá de la una y media del (laborable) viernes. Sea porque la edad no perdona o por el forzado madrugón con el que tuvo comenzar el día, quien esto escribe solo pudo ver dos de los numerosos conciertos programados por tan interesante evento. La que sigue, tristemente, es la crónica de solo una pequeña parte del festival.

Cuando llegué a la sala El Tren sonaba el último de los temas de Sweet Barrio, así que me temo que nada puedo comentar respecto a su actuación. Quienes ya estaban allí parecían satisfechos en el aplauso final, eso sí.

    Candeleros.

Tras una espera asombrosamente corta, se abrió el telón del escenario y estaba en escena Candeleros, grupo colombiano-venezolano residente, según dijo uno de sus miembros, en Madrid. Los organizadores presentaban su música como cumbia psicodélica y esta es una de esas ocasiones en las que no se trata solo de una etiqueta para atraer oyentes. La banda propone una curiosa fusión de psicodelia, con fuerte presencia de guitarras distorsionadas, y cumbia.

En el estudio su música suena más psicodélica y experimental que otra cosa. En directo, aunque no renuncia a esas características, privilegia la vertiente bailable y percusiva. La mayor parte de desarrollos proponía una cumbia moderna tremendamente bailable que el cada vez más numeroso público recibió de muy buen grado. Los intérpretes -especialmente los percusionistas- desplegaron una energía que ya quería yo para mí, pero es que su música funcionaba tan bien que raro era quien no bailaba a mi alrededor. Fue una muy grata sorpresa que quizá quieran descubrir quienes disfruten bailando ritmos latinos.

Otra corta espera y estaba lista la actuación de Quantic, la gran atracción de la noche. Reconozco que formo parte de los ya convencidos porque Will Holland me parece uno de los artistas más interesantes de la escena musical contemporánea. Además, la actuación formaba parte de la gira asociada a su más reciente álbum, el muy recomendable Atlantic Oscillations (Tru Thoughts, 2019). Bien, pues ni aún así estaba preparado para el ambicioso y deslumbrante despliegue de la banda liderada por Quantic.

Quantic

Al principio, el quinteto se me antojó un tanto escaso para desarrollar la riqueza de los temas de Atlantic Oscillations. De hecho, los primeros temas eran resultones pero ni se acercaban a sus equivalentes de estudio ni proponían una atractiva alternativa. Por lo visto, Holland dejó lo mejor para la segunda parte, que fue una sucesión de sorpresas y de maravillas.

Los temas de su último disco fueron mayoría, pero también recuperó creaciones de sus primeros trabajos y de The Quantic Soul Orchestra. Es más, en la parte central hubo un par de piezas a medio camino entre la actuación en directo y la sesión de DJ -sólo siguieron en el escenario él y el teclista-, y en la segunda deconstruyó de manera muy creativa una de sus colaboraciones con Alice Russell.

Lo interesante, lo que me tenía gratamente sorprendido, es lo bien que funcionaban prácticamente todos los temas como lúdica música de baile a pesar de su riqueza artística, aunque no renunciasen a las bellas melodías o a esa mezcla de géneros e influencias que en Quantic resultan tan naturales. Por supuesto, también sonaron creaciones más sencillas, como la enormemente efectiva Sol Clap -puso en trance a buena parte de la sala-, pero en general optaba por sus más logradas creaciones. En fin, fue uno de los mejores conciertos que he presenciado, así que el británico resulta ser tan recomendable sobre el escenario como en estudio.


Quantic

Para terminar, mi agradecimiento a los organizadores del Mestizao Festival. En parte porque favorecieron que disfrutase como pocas veces, pero sobre todo por programar a grupos y artistas tan interesantes como Candeleros y Quantic o el resto de atractivas propuestas que el cansancio me privó de apreciar pero que, a tenor de lo escuchado en sus referencias discográficas, prometen ser estimulantes también en concierto. Bien está que proliferen y se mantengan festivales como el granadino, así que enhorabuena desde Un planeta de sonidos.

Fotos: Yolanda Martínez Carvajal.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here