2013: Trilogy - Chick Corea

0
Discográfica: Concord Records, Stretch Records, Universal Music.
Edición: 10 septiembre 2013.
País: Estados Unidos.
Tipo: Directo.
Género: Jazz.
Estilo: Post-Bop, Jazz Contemporáneo, Third Stream, Composición Moderna.
Característica: Ambicioso, Imaginativo, Nocturno, Introspectivo, Cálido, Emotivo, Festivo, Pasional, Dramático, Intimista, Etéreo, Enérgico, Trío, Complejo, American Songbook, Estándares Jazzísticos.
Idioma: Inglés.

El mismo año en el que presentó su apuesta por la juventud titulada The Vigil (Concord Records), llegó a las tiendas una segunda referencia de Chick Corea, esta aún más ambiciosa. Se trata de un triple-CD grabado en directo en Estados Unidos, España, Suiza, Austria, Eslovenia, Turquía y Japón. De no saberlo, uno podría pensar que se trata de la grabación íntegra de un solo concierto -uno un tanto maratoniano, eso sí-, porque el sonido es excelente de principio a fin -gracias al ingeniero Bernie Kirsh- y el conjunto funciona como un todo. Nunca se tiene la impresión de estar escuchando un recopilatorio, en definitiva.

Trilogy documenta el trío que completan el contrabajista Christian McBride, con quien había grabado de tanto en tanto desde 1995 -en álbumes de ambos- y que formó parte de Super Trio (Stretch Records, 2006); y el batería Brian Blade, con el que nunca había coincidido en un estudio antes de iniciar su asociación sobre el escenario. Asegura el pianista en la nota de prensa que con ambos sintió una química difícil de explicar en palabras y que, en todo caso, resumiría con una sola: placer. Al escuchar estas más de tres horas de gran jazz, es fácil comprender el porqué de ambas afirmaciones.

Se nota, por lo pronto, el disfrute del trío, disfrute contagioso y que impregna al álbum de un lúdico tono festivo en buena parte de las piezas. Ahora bien, durante su larga duración hay tiempo para multitud de expresiones y estados de ánimo, de modo que junto a los pasajes animados suenan también otros de delicada belleza, de notable profundidad o de enorme emotividad.

En cuanto a la química, es prácticamente la razón de ser de esta referencia y su mayor atractivo, pues lo interesante es asistir a la creatividad y entendimiento con el que reinterpretan clásicos del American songbook, estándares de jazz (Thelonious Monk, Joe Henderson) o hasta una composición de Alexander Scriabin (Op. 11, No. 9). Este heterogéneo repertorio es una prueba de hasta qué punto la fuente no es más que un pretexto para los grandes músicos de jazz, pues invariablemente emprenden viajes sonoros con cualquiera de los temas elegidos.

Ese afán de tomar cualquier toma solo como punto de partida se aplica también a las composiciones de Chick Corea, incluyendo dos de sus más populares, Armando’s Rhumba y, sobre todo, la inmortal Spain. Sería fácil para el pianista limitarse a repetir los hallazgos de temas que, lo sabe de sobra, gustan mucho al público. Pero no, para nada: aquí, por ejemplo, nos obsequia con casi veinte minutos de un Spain que solo por momentos se parece a la versión de estudio. Grabado en Madrid, se unieron al trío el flautista Jorge Pardo y el guitarrista Niño Josele, ambos estupendos. De hecho, la versión comienza con un largo pasaje de guitarra y, durante su largo desarrollo, emprende multitud de direcciones, como un curioso fragmento rítmico poco antes del minuto cinco o un divertido juego con el público hacia la parte final que los asistentes agradecen con risas y un intenso aplauso -no todos los días puede uno participar en la interpretación de una de las mejores composiciones del siglo XX-.

Otra pieza central de Trilogy es Piano Sonata: The Moon, que por lo visto es el primer movimiento de una sonata para piano que Corea no terminó y que decidió expandir al formato trío. El corte en cuestión, de casi media hora, combina la partitura con una improvisación que parece más estructurada que libre, pero aun así es una maravilla comprobar cómo composición e improvisación pueden combinarse para obtener estimulantes resultados.

Finalmente, como cierre de tan completa referencia, suena Someday My Prince Will Come, en el que además del trío podemos escuchar a la cantante Gayle Moran. No es el momento más aventurero del disco, pero sí una bienvenida despedida.

Créditos:
Chick Corea: Piano.
Christian McBride: Contrabajo.
Brian Blade: Batería.
Jorge Pardo: Flauta.
Niño Josele: Guitarra.
Gayle Moran: Voz.
Bernie Kirsh: Ingeniero, Mezclador.
Brian Vibberts: Mezclador.

Temas:

Disco 1:

  1. You’re Everything. 11:59
  2. Recorda Me. 7:29
  3. The Song Is You. 13:55
  4. Work. 5:15
  5. My Foolish Heart. 9:20
  6. Fingerprints. 10:23
  7. Spain. 18:29

Disco 2:

  1. This Is New. 12:43
  2. Alice In Wonderland. 9:04
  3. It Could Happen To You. 12:00
  4. Blue Monk. 10:01
  5. Armando’s Rhumba. 9:14
  6. Op. 11, No. 9. 10:43
  7. How Deep Is The Ocean. 13:47

Disco 3:

  1. Homage. 10:03
  2. Piano Sonata: The Moon. 29:58
  3. Someday My Prince Will Come. 10:21

Duración: 3:24:42

Reseña Panorama
Puntuación
9
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here