2009: Revolucion! Original Funk Gooves 1967 – 1978 - Tom Wieland

0
Compilada por Tom Wieland.
REVOLUCION! ORIGINAL FUNK GOOVES 19671978.
DiscográficaFreestyle Records. (FSRCD056)
Edición: 20 Julio 2009.
País: Reino Unido.
TipoRecopilatorio.
Género: Latina.
Estilo: Son, Jazz Latino, Jazz Afro-Cubano, Afro-Cubano.
CaracterísticaEnérgico, Festivo, HumorBailable.
Idioma: Español.
8,5/10

En 1968, nueve años después de la revolución, el gobierno cubano instauró el plan denominado “ofensiva revolucionaria”. Dado que se trataba de una dictadura, la principal misión de este plan era controlar todas las actividades, todos los estratos y todos los aspectos de los cubanos, es decir, su vida. Se estructuraba a partir de unas previsiones de producción de caña de azúcar que nunca se alcanzaron, de modo que los primeros años de los 70 se conocieron como el quinquenio gris y tuvieron como principal consecuencia un control todavía mayor del gobierno, derivando en una mayor represión y, evidentemente, pérdida de libertad.

La música no se libró del control, puesto que los músicos pasaron a percibir un salario del gobierno que, a cambio, determinada la frecuencia de sus actuaciones y grabaciones, su posesión de instrumentos, la formación de las bandas y, ante todo, su repertorio. No era una buena atmósfera creativa. Sobre el papel era todo lo contrario, pues a eso hay que añadir el aislamiento que padeció la isla, inclusive en lo relativo a la música, pues los oficiales cubanos prohibían las importaciones de grabaciones provenientes de países capitalistas. Sin embargo, la única manera de limitar la creatividad de un músico es matándolo, de modo que una serie de talentosos artistas lograron que se produjera una segunda revolución, esta estrictamente musical. Fue así como, durante los 70, se desarrollaron bandas que modernizaron la música cubana introduciendo influencias contemporáneas (a pesar de todo, es evidente que lograron escuchar grabaciones de otros lugares, especialmente de Estados Unidos). Fue también la década en la que se grabaron álbumes tremendamente influyentes en la música popular del resto del mundo.

El control de un régimen totalitario y la creatividad son conceptos opuestos que rara vez se llevan bien, pero este socialismo aplicado a la música, el hecho de que los intérpretes percibieran un salario a cambio de tocar en los “círculos sociales” y en las “casa de cultura”, tuvo su parte positiva. Para empezar, estos artistas podían dedicarse exclusivamente a lo que mejor sabían hacer, que era interpretar música. Podían hacerlo hasta 300 veces al año, una manera valiosísima de acostumbrarse a tocar para el público, algo que acabó reflejándose en las grabaciones de estudio. Por último, podían olvidarse de los criterios de comercialidad que regían en el mundo capitalistas, pues el número de actuaciones y sus ingresos no dependían de eso, de modo que podían desarrollar vertientes más experimentales e innovadoras sin preocupación alguna (más allá de la de ganarse el beneplácito del régimen, que tampoco debía ser algo muy agradable). En fin, que la música acabó triunfando, de modo que, a pesar de la cruda situación de la isla, siguieron gozando de buena salud creativa. Otra cuestión muy distinta fue su difusión o la calidad y cantidad de las grabaciones.

Tom Wieland, miembro de 7 Samurai y Panoptikum, es un peculiar compilador que parece ser un gran conocedor de muy diversos tipos de música. En el 2004 fue el autor de Panorama (Perfect Toy Records), selección de nu-phusion de los nuevos países de la Unión Europea. Cuatro años después volvió a ejercer esa misma labor con Elaste Volume 02 (Compost Records), recopilatorio de space disco de finales de los 70; y con Love In Us All, selección de jazz espiritual (Dejavu). Así llegamos hasta esta edición, en la que ofreció sus servicios a un nuevo sello, el británico Freestyle Records, y en la que se interesó por una tercera escena: la música cubana desde finales de los 60 hasta finales de la década siguiente.

La inquietud de Tom Wieland no parece conocer límites, cosa de la que nos alegramos. Su selección se centra en el catálogo del sello Areito, perteneciente a Egrem Records, discográfica controlada por el gobierno. Aunque no faltan las dos propuestas de mayor repercusión internacional, Los Van Van e Irakere, expresamente relegadas a la parte final de la compilación, Tom Wieland privilegia la presencia de artistas y conjuntos algo menos conocidos, muchos de ellos olvidados incluso en Cuba. Figuran verdaderas sorpresas, piezas asombrosas por las que no parece pasar el tiempo, y otras algo envejecidas pero que debieron resultar rompedoras en el momento de su grabación. Descubrir a Orquesta Riverside, Los Brito en colaboración con la Orquesta Egrem (divertidísimo su Cuando llego a mi casa) o a Pello El Afrokan no tiene precio. Ese es el gran acierto del recopilatorio. Bueno, ese y la voluntaria huida de los estereotipos de la música cubana. Si, por supuesto que se escuchan fabulosas secciones rítmicas, esas características letras aparentemente inocuas y esas clásicas estructuras de solista-coro basadas en la repetición, pero la mayoría de los cortes son sorprendentes, alejados de lo que uno espera, en unos casos por funkys, en otros por vanguardistas, pero siempre por su personalidad.

La edición incluye un libreto con un breve pero interesantísimo texto del alemán Dr. Cornelius Schlicke, un experto en música cubana que demuestro serlo en apenas unos pocos párrafos. De él me he copiado la mayor parte de información aparecida en esta crítica, así que suyo es todo el mérito.

Créditos:
Tom Wieland: Compilador.
Adrian Gibson: A&R.
Dr. Cornelius Schlicke: Texto.

Temas:

1. En casa del trompo no bailes. Orquesta Riverside.
2. Recital en descarga. Juan Pablo Torres Y Algo Nuevo.
3. Limitacion. Grupo Monumental.
4. Adeoey. Los Reyes 73.
5. El contrabajo fantasma. Generoso Jimenez.
6. Cuando llego a mi casa. Los Brito/ Orquesta Egrem.
7. Oye oyea. Los Caneyes.
8. Bailalo asi. Pello El Afrokan.
9. Baila guiro son wambari. Orquesta Maravillas De Florida.
10. Tú no me puedes conquistar. Grupo Los Yoyi.
11. Hasta la semana que viene. Los Van Van.
12. Quindiambo. Irakere.

Duración: 45:29

Reseña Panorama
Puntuación
9
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here