2007: La música en el cine español - Luis Miguel Carmona

0
Luis Miguel Carmona.
LA MÚSICA EN EL CINE ESPAÑOL.
Editorial: Cacitel.
Publicación: 2007.
ISBN: 978-84-96613-18-8.
Género: Divulgativo.
Categoría: Libro.
Género MusicalBanda Sonora, Folclore, Pop/Rock.
7/10

Es evidente que esta no es la obra definitiva sobre la música del cine español, pero también que era una publicación necesaria. Una cinematografía como la española demandaba un libro de carácter antológico, un repaso de su historia musical. Luis Miguel Carmona, un especialista en cine y su música, fue quien asumió la laboriosa tarea de escribir La música en el cine español. Lo mejor que se puede afirmar el libro es que ofrece lo prometido en el título, esto es, un completo y exhaustivo recorrido por la música del cine español y, más precisamente, por la música en el cine español. Puede parecer lo mismo, pero no lo es exactamente, pues lo que leemos no es tanto un relato de la composición de bandas sonoras, sino de la trayectoria cinematográfica de figuras de la música.

Eso incluye a los “grandes nombres de la canción española” (Estrellita Castro, Marujita Díaz, Antonio Molina, Concha Piquer…), a “famosos cantantes” (Lilian De Celis, Julio Iglesias, Peret, Raphael…) y, cómo no, a los “niños prodigio” (Marisol, Rocío Durcal, Joselito, Pili y Mili…). Además, se interesa por los tres tipos de música que más impacto han tenido en el cine español, el flamenco, la zarzuela y el pop/rock, proponiendo en todos los casos una selección de artistas y largometrajes clave. También ofrece un listado asombrosamente amplio de musicales de la historia del cine español, desde Frivolinas (1926), de Arturo Caballero, hasta Io, Don Giovanni (2007), de Carlos Saura. Finalmente, concluye con una selección de 25 compositores de bandas sonoras, donde no faltan José Niego, Bernardo Bonezzi, Roque Baños, Miguel Asins Arbó, Alberto Iglesias ni ninguno de los más reputados creadores de música para la pantalla grande.

La pena es que la edición de Cacitel no acompañe, que esté tan poco cuidada y que se trate de una publicación tan pobre. Incluso la portada parece diseñada con la idea de ahuyentar al comprador. Colocar fotos, y no precisamente artísticas, de Lola Flores, Imperio Argentina, Manolo Escobar y Sara Montiel, aún siendo todos excelentes intérpretes, no es un reclamo para vender copias del libro y tampoco ayuda que en la contraportada estén Rocío Jurado o Juanito Valderrama, a no ser, claro está, que ese sea el público al que se pretenda llegar, a los seguidores de las folclóricas y estrellas de la canción española. Y aunque eso no estaría nada mal, el destinatario ideal es un melómano y/o cinéfilo interesado por el no siempre sencillo diálogo entre música y cine. Ahora bien, esa portada posiblemente sea la más honesta, pues sus protagonistas, u oros compañeros de generación, son los que ocupan la mayor parte de las páginas del libro. Hubiera sido muy fácil centrarse en un cine mejor considerado desde un punto de vista artístico, pero entonces sólo sería un repaso parcial.

Uno de los aciertos de Luis Miguel Carmona es prestar la misma atención a las denominadas españoladas, ese cine folclórico que se empezó a gestar a comienzos del siglo XX y que alcanzó su máxima expresión durante la primera mitad del franquismo, que a la oleada pop de los 60, que a la canción protesta o nova cançó de los 70, que al cine musical (no sólo flamenco) de Carlos Saura o que a los más recientes musicales de Ventura Pons, Emilio Martínez Lázaro, Fernando Trueba o Ramón Salazar. Esa mirada desprejuiciada es el gran atractivo de La música en el cine español, pues estábamos demasiado acostumbrados a leer textos marcados por la ideología y que, por tanto, despreciaban sistemáticamente uno u otro lado.

Es esta una obra de índole biográfica, que pretende listar y presentar sucintamente a los principales músicos, de modo que no debe esperar un sesudo análisis, ni siquiera una historia de la música en el cine español. Por supuesto, Luis Miguel Carmona establece juicios artísticos, no duda en calificar de prescindible o impresentable muchos de los productos en los que tuvieron que participar la mayoría de los artistas a los que están dedicadas las páginas del libro, pero suele optar por un tono entre desapasionado y periodístico. Es también una obra que necesita del complemento de otras para comprender bien la azarosa marcha del cine español y de su música (siendo Historia del cine español, Cátedra, 1995, la más aconsejable), pero funciona como introducción y como bien estructurado libro de consulta. Recomendado.

Reseña Panorama
Puntuación
7
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here