1997: The Fat Of The Land - The Prodigy

0
The Prodigy.
THE FAT OF THE LAND.
DiscográficaXL Recordings, [PIAS], Sony Music, Warner Bros. Records, Avex Group.
Edición: 30 Junio 1997.
PaísReino Unido.
TipoDisco De Estudio.
GéneroElectrónica.
Estilo: Techno, Broken Beat, Big Beat.
CaracterísticaClubEnérgicoIrreverenteRebeldeDramáticoSamples.
IdiomaInglés.
8/10

En los 90, The Prodigy fue una de las pocas propuestas de techno capaces de colocar un disco en el número uno de las listas de ventas, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, y de obtener críticas unánimemente entusiastas. The Fat Of The Land, su tercer álbum de estudio, fue también su tercer acierto consecutivo, pues repitió la asombrosa carrera comercial de los predecesores y la crítica lo saludó como otra obra esencial de la escena electrónica. Puede que no fuese un álbum redondo como Experience (Elektra Records, 1992) o Music For The Jilted Generation (XL Recordings, 1994), que el calificativo de ‘obra maestra’ no fuese empleado con la misma frecuencia, pero sí es, en efecto, uno de los discos esenciales de la música electrónica de los 90.

Por otra parte, más allá de su evidente valor artístico, de sus hallazgos creativos, esta tercera entrega de Liam Howlett y compañía debe también apreciarse por su decisiva contribución a la hora de hacer de la electrónica de club una fuerza comercial. Nada que no hubiese ya logrado con los dos primeros trabajos, pero esta vez a una escala internacional. Esa esperada revolución comercial finalmente no ocurrió, pues el boom de la electrónica, quizá por privilegiar con demasiada frecuencia la vertiente big beat, acabó por saturar el mercado, pero estuvo más cerca que nunca de ocurrir, en buena parte, gracias a The Prodigy.

Desde un punto de vista estrictamente artístico, The Fat Of The Land supera bien la prueba del tiempo por ofrecer otro ejercicio de brillante producción a cargo de Liam Howlett. Obtuvo resultados igualmente memorables con el éxito techno Firestarter, en el que escuchamos la voz de Keith Flint, que con el pseudo trip-hop de Diesel Power, en cuyo resultado final, eso sí, es clave la interpretación vocal de Kool Keith. [Curiosamente, el corte inicial, Smack My Bitch Up, emplea un sample de Ultramagnetic MCs, que es el grupo en el que Keith se dio a conocer].

No obstante, a pesar de la amplia paleta estética y estilística que maneja Howlett, The Fat Of The Land se ve lastrado por un conjunto excesivamente plano, en el que demasiados temas suenan como réplicas de Firestarter. Eso es evidente cuando canta Flint, pero tampoco el recurso a vocalistas invitados remedia mucho esa impresión. En cualquier caso, sigue siendo un álbum excelente, una recomendación segura para los seguidores de The Prodigy y, prácticamente, para cualquiera que se considere aficionado a la electrónica de club.

Créditos:
Liam Howlett: Productor, Mezclador.
Shahin Badar: Voz.
Jim Davies: Guitarra.
Keith Flint: Voz.
Kool Keith: Voz.
Maxim: Voz.
Crispian Mills: Voz.
Saffron: Voz.
Neil McLellan: Ingeniero.
Alex Jenkins: Dirección artística, Diseñador, Fotógrafo.
Alex Scaglia: Fotógrafo.
Pat Pope: Fotógrafo.
Lou Smith: Fotógrafo.
Terry Whittaker: Fotógrafo.
Konrad Wothe: Fotógrafo.
Christian Ammann: Fotógrafo.
Jake Holloway: Diseñador.

Temas:

1. Smack My Bitch Up. 5:43
2. Breathe. 5:35
3. Diesel Power. 4:18
4. Funky Shit. 5:16
5. Serial Thrilla. 5:11
6. Mindfields. 5:40
7. Narayan. 9:06
8. Firestarter. 4:40
9. Climbatize. 6:38
10. Fuel My Fire. 4:19

Duración: 56:24

Reseña Panorama
Puntuación
8
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here