1994: Music For The Jilted Generation - The Prodigy

0
The Prodigy.
MUSIC FOR THE JILTED GENERATION.
DiscográficaXL Recordings, [PIAS], Mute Records, Sony Music, Avex Group.
Edición: 1994.
PaísReino Unido.
TipoDisco De Estudio.
GéneroElectrónica.
Estilo: Techno, Big Beat.
CaracterísticaClubEnérgico, Irreverente, RebeldeHipnóticoExperimentalSamples.
IdiomaInglés.
9/10

Mucho se habló de Music For The Jilted Generation como de una respuesta a la 'Criminal Justice and Public Order Act', ley que, entre otras cuestiones mucho más importantes, ilegalizó las raves, una de las expresiones musicales y sociales más destacadas del Reino Unido. La ley no acabó con las raves, pues su estatus de evento ilegal incluso les otorgó un extra de atractivo ―no hay nada como prohibir algo para que se desee hacer―, pero entonces se pensaba que esa persecución supondría su fin. The Prodigy nació y se desarrolló en la escena rave, debía su prestigio inicial a tan particular medio de expresión para la electrónica de baile, de modo que esta ley podía ser interpretada como un ataque a su concepción de la música.

El grupo concebido por Liam Howlett ya había hecho la transición de las raves a los hogares con su influyente debut, Experience (Elektra Records, 1992), de modo que apenas si podía afectarle, pero fue astuto, y coherente, al alinearse como opositor a tal medida. La beligerante carátula y el políticamente incorrecto Their Law, con su popular frase “Fuck 'em and their law” (que les jodan a todos y a su ley), se convirtieron en estandartes del bando pro-raves. Dos aciertos para The Prodigy. Eso sí, el acta del parlamento del Reino Unido se aprobó en Noviembre de 1994 y por entonces Music For The Jilted Generation ya llevaba varios meses en las tiendas, así que no pudo ser exactamente una respuesta. Fue, como mucho, una reacción que se adelantó a unos acontecimientos que, como suele ocurrir, no fueron en absoluto apocalípticos y no dañaron excesivamente a las raves.

Musicalmente, que es lo esencial, Music For The Jilted Generation es otra obra esencial de la electrónica de los 90, clave justamente para entender la transición entre el sonido rave y el más comercial big beat. Liam Howlett estuvo tan inspirado que tuvo que editar varios de los temas para que cupiesen en un disco compacto. Eso explica que todos los temas, tal y como ocurría en Experience, sean maravillas con potencial par convertirse en sencillos de éxito. Los que lo consiguieron, Voodoo People, Poison, No Good (Start the Dance) y One Love, son todos virtuosas producciones, brillantes combinaciones de programación y samples, pero el resto de piezas del álbum son igualmente memorables descargas de energía. Funcionaron en las raves de las épocas, pero también en los más modestos reproductores domésticos. The Narcotic Suite, la triada de temas con la que finaliza Music For The Jilted Generation, es la prueba última de que The Prodigy era ya mucho más que un grupo de raves.

Créditos:
Liam Howlett: Productor, Mezclador, Compositor.
Lance Riddler: Guitarra.
Phillip Bent: Flauta.
Neil McLellan: Productor, Mezclador.
Les Edwards: Diseñador.
Stuart Haygarth: Fotógrafo.
Jamie Fry: Fotógrafo.

Temas:

1. Intro. 0:45
2. Break & Enter. 8:24
3. Their Law con Pop Will Eat Itself. 6:41
4. Full Throttle. 5:03
5. Voodoo People. 6:27
6. Speedway (Theme From Fastlane). 8:56
7. The Heat (The Energy). 4:28
8. Poison. 6:42
9. No Good (Start The Dance). 6:18
10. One Love (Edit). 3:53
11. The Narcotic Suite: 3 Kilos. 7:26
12. The Narcotic Suite: Skylined. 5:58
13. The Narcotic Suite: Claustrophobic Sting. 7:12

Duración: 1:18:07

Reseña Panorama
Puntuación
9
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here